Diferencias entre la potencia del gas

¿Por qué a veces no llega gas al calefón pero sí a la estufa siendo que ambos usan el mismo gas?

Como sabemos, el calefón y la estufa usan el gas licuado de petróleo (GLP) en forma de vapor y cada uno de ellos tiene un consumo muy diferente.

Por ejemplo, un calefón de 14 litros/min consume 5 veces más que la estufa, luego cuando se requiere un consumo del calefon, el GLP en el interior del cilindro que está en estado líquido, debe cambiar a estado gaseoso tomando calor del medio ambiente, lo que significa que debe producir 5 veces más que lo requerido por la estufa.

Esto sucede cuando ya le queda poco gas al cilindro, el tamaño del cilindro no es el adecuado para el artefacto o bien la temperatura ambiente es muy baja. Recomendamos revisar la etiqueta de seguridad del cilindro para mayor información.

¿Por qué el GAS no me funciona en el calefón y en la cocina sí?

Esto sucede porque los artefactos como la cocina, el calefón o estufa, usan el gas licuado de petróleo en forma de vapor y cada uno de ellos tiene un consumo diferente. Por ejemplo, un calefón de 14 litros/min el consumo es 7 veces mayor que el consumo del horno de la cocina y 22 veces mayor que el consumo del plato chico de la cocina. Así, cuando se genera un consumo, por ejemplo, al encender el calefón, el GLP en el interior del cilindro que está en estado líquido, debe cambiar al estado gaseoso tomando calor del medio ambiente.

Luego, si aumentamos el consumo agregando un plato de cocina, habrá una exigencia mayor para la capacidad del cilindro y tal vez la energía disponible del medio ambiente no sea suficiente, más aún cuando las temperaturas ambientes son bajas. Es posible que funcione durante un período corto y luego se corte el suministro de gas. Por esta razón es necesario revisar si el tamaño del cilindro es adecuado para los artefactos que están conectados.