¡Disfruta de un rico asado con estos simples cuidados a tu parrilla!

Si quieres disfrutar de un rico asado con tu familia o amigos, entonces hay ciertos puntos que es importante tener en cuenta.

En Lipigas queremos que tú y tu familia disfruten de la energía del amarillo con seguridad, por lo que te invitamos a seguir estas simples recomendaciones.

Puede que tu asador a gas haya tenido mucho, poco o nada de uso durante los meses anteriores. Por lo mismo, es necesario que repasemos algunos datos que pueden salvarte de pasar un mal rato como anfitrión parrillero:

  • Revisa tu parrilla, quemadores y vías que conducen el gas, descartando fugas o conexiones tapadas.
  • Recuerda hacerle una mantención regular al menos una vez al año, o según recomiende el fabricante.
  • Utiliza solo cilindros de 5, 11 o 15 kilos y ubícalos al costado de la parrilla, lo más lejos que te permita la manguera de conexión.
  • Evita el exceso de grasa en la superficie de tu parrilla. Lávala después de su uso, y guárdala limpia. Los restos de grasa pueden producir llamaradas y una inflamación violenta de tu parrilla.
  • Revisa que tu cilindro tenga la carga suficiente. Si te falta, haz tu pedido aquí.
  • Reúne a tu familia y amigos y disfruta de un rico asado y del calor de Lipigas.