El color negro de las ollas

No es raro que nuestras ollas estén teñidas de negro, pero ¿por qué pasa esto?

Para obtener la máxima energía del gas licuado éste debe combustionar adecuadamente, en lo que se llama una combustión completa. ¿Cómo es eso? Cuando el gas que sale por el inyector en la parte inferior del quemador se mezcla con la cantidad precisa de aire y se manifiesta con una llama fuerte y de color azul.

Al contrario, la combustión incompleta, se da porque esta mezcla de gas y aire no es la adecuada, y en ese caso la llama es débil y de color naranja-amarilla. Comúnmente esto sucede por posibles derrames de alimento en el plato o por falta de limpieza del mismo, se haya tapado o desplazado el regulador de aire, lo que provoca un menor acceso de este elemento.

En este proceso, el color naranja indica la presencia del Monóxido de Carbono, el cual, al enfriarse en los recipientes como la olla o tetera, forma el “hollín” que los tiñe. Además, esto afecta la economía casera, pues hay una pérdida de energía, con lo cual el cilindro dura menos y se dice que el gas calienta poco.

Para evitar esta situación, en necesario realizar la mantención del artefacto con la frecuencia adecuada, y así asegurar una combustión completa y eficiente.