Emergencias

Ante una emergencia siempre debes cortar la fuente de suministro de Gas y comunicarte con nuestra plataforma encargada al 600 600 9200

Asistencia

¿Qué hacer en caso de fuga de gas?

Cuando el gas se está acabando, ya sea en el tanque o en el cilindro, aumentará la concentración del odorante en el gas que se quema. Esa es la razón de que en ese momento se pueda percibir un mayor “olor a gas”.

Pero en el caso de que tu gas no esté cerca de terminarse y el olor sea muy intenso y/o permanezca más tiempo, puede tratarse de una fuga. Por lo que es importante que sigas con atención los pasos que te describimos a continuación:

PASO 1

Cierra la llave de paso, evitando que la fuga continúe.

PASO 2

Abre puertas y ventanas para ventilar el lugar. (Recuerda que por su densidad el GLP suele bajar a nivel de piso).

PASO 3

Avísale a otras personas que estén en el lugar para que no prendan fósforos ni la luz. Eviten el uso de celulares u otros artefactos que puedan provocar chispas y con eso,  una posible  inflamación.

PASO 4

Si hay niños o adultos mayores en el lugar, hay que llevarlos a un espacio ventilado para evitar una posible inhalación de gas.

PASO 5

Finalmente, y aplicados los pasos anteriores, llama al teléfono de emergencia de Lipigas: 600 600 9200. Donde te asistirá un equipo especializado en el área y se enviará un técnico a tu domicilio para revisar la situación.

¡Recuerda! Reemplaza continuamente los flexibles de tus artefactos y revisa tus instalaciones de acuerdo a las recomendaciones de sus fabricantes. Así estarás cuidando a tu familia de posibles emergencias por gas.

Canales de atención

Emergencias

600 600 9200

Servicio al Cliente

600 500 6000

Redes sociales

contacto