Gas Licuado

El gas licuado de petróleo (GLP), es una mezcla de gases, principalmente butano y propano, que son obtenidos como derivados del petróleo y del gas natural de pozos.

Es una de las alternativas energéticas más populares entre los chilenos. Nueve de cada diez hogares lo utilizan. Aunque más allá del uso doméstico, también en la industria, en la minería y en los automóviles como sustituto del petróleo.

 

Usos del Gas Licuado

 

Este producto tiene atributos que lo convierten en una solución efectiva a distintas necesidades del hogar, ya sea para calefacción, cocina, agua caliente (calefont) y otras.

El GLP puede ser fácilmente transportado y almacenado. Tiene tres formatos principales para ser comercializado:

  • Cilindro: El envase más popular para el gas licuado. Seguros, resistentes y transportables, en distintos formatos de peso y cantidad de GLP.
  • Gas Granel (Tanque): Suministro de gas proveniente de un tanque individual instalado en el domicilio de cada cliente.
  • Gas por cañería: medidor desde un tanque común que por lo general se encuentra bajo tierra.

Atributos Gas Licuado

  • Variados Formatos
  • Energía Limpia
  • Seguridad
  • Más Ahorro