¡El gas! Origen, calidad y duración

¡Entérate! Aquí los mitos detrás de la historia del gas envasado.

¿El gas que vende Lipigas es diferente al de otras empresas?

Este es un mito que solemos escuchar con frecuencia, pero acá despejamos tus dudas ¿De dónde viene el gas que vende Lipigas? ¿Existe alguna diferencia entre el gas de Lipigas y otras compañías?

Te lo contamos:

El origen del gas comercializado por las distintas distribuidoras es el mismo, tal como lo lees, no existe variación alguna entre el gas que distribuye Lipigas con el de las otras empresas. El proceso de importación se realiza con proveedores de Estados Unidos, Asia y Europa y el producto llega en barco o por vía terrestre para ser envasado en nuestro país.
Lipigas cuenta con un terminal marítimo de uso exclusivo en Quintero, desde donde el gas es transportado en camiones hasta las plantas de almacenamiento y envasado. También existe una modalidad en la cual el gas se envía por ducto a las distintas empresas, razón la cual las tres distribuidoras existentes en Chile reciben el mismo producto.

El gas de Lipigas no mancha las ollas

El gas envasado deteriora las ollas.

Te has preguntado alguna vez ¿por qué se manchan las ollas de hollín?  Pues te contamos que ¡no es culpa del gas! sino de la incorrecta mantención de los quemadores de las cocinas, los cuales deben ser mantenidos y limpiados frecuentemente de acuerdo con las recomendaciones del fabricante. Puede regular la llama, procurando que siempre esté azul.

Te recomendamos comunicarte con tu compañía distribuidora si presentas este problema.

¿Por qué el gas se acaba tan rápido?

El gas de una empresa me dura más que el de otra.

La duración del gas tiene relación con las actividades cotidianas de cada hogar. Por ejemplo, la extensión de las duchas, el uso de cocina y horno para comidas que requieren de mayor cocción, uso prolongado de una estufa, entre otras. En consecuencia, si utilizo mis artefactos a gas por más tiempo, mi carga durará menos.

Otro factor es el estacional. Por ejemplo, en invierno el agua se encuentra a menor temperatura, por eso para hervirla o calentarla para una ducha, se necesita más energía, aumentando así el consumo de gas. Además, en esta temporada se consumen más comidas calientes que en otras más cálidas. Algunas recomendaciones para ahorrar son cocer alimentos con la tapa de la olla puesta, descongelar los alimentos a temperatura ambiente y no al fuego de la cocina y utilizar el quemador del porte adecuado, según el tamaño de la olla que uses.

Esperamos que estas respuestas aclaren tus dudas y te permitan ahorrar gas y dinero.

Haz tu pedido de gas aquí y obtén grandes beneficios

Pedir Lipigas

Si eres un LipiLover suscríbete aquí para recibir códigos de descuento y ofertas especiales para tu comuna.